Grupo Profuego. Empresa líder en España en sistemas contra incendios.

Desde el descubrimiento del fuego, este ha acompañado la evolución del hombre, aportando luz, calor, protección, cambios en los comportamientos de los materiales. Pero, se convertirá en un enemigo si se pierde el control sobre el mismo.

El humo es una parte inherente a los incendios, sabemos que para iniciar incendio hace falta la coexistencia en espacio y tiempo con intensidad suficiente de 3 factores: Combustible, Comburente (Oxígeno) y Energía .

Para que un combustible pueda arder, debe emitir gases combustibles o inflamables y por tanto, la mayoría de los sólidos y líquidos hay que calentarlos para que produzcan estas emisiones. La cantidad de gases inflamables que se produzcan dependerán de 3 factores:

1.- La posición y superficie del combustible expuesta al calor.
2.- La mayor o menor disgregación del combustible (Madera o serrín)
3.- La cantidad de calor recibida por el combustible.

Presencia de humos y gases en los incendios

Los humos y gases de la combustión son el factor de riesgo más importante en los incendios en interior de edificios. El fuego transforma los materiales que se queman, en gases.
La toxicidad y cantidad de los gases producidos por la combustión depende del material incendiado y pudiéndose producir los siguientes efectos:

1.- Efectos térmicos: Partículas incandescentes y problemas por encima de 40º C.
2.- Efectos irritantes: Ojos y vías respiratorias. Contenido de Nitrógeno, Cloro y Azufre.
3.- Efectos asfixiantes: Disminución de oxígeno y presencia de Dióxido de Carbono.
4.- Efectos Tóxicos Asesinos silenciosos: Monóxido de Carbono (CO) y CianHídrico (CNH).
5.- Efectos inflamables: Mantienen la combustión. Monóxido de Carbono (CO) y Amoníaco (NH3).
6.- Efectos corrosivos: Deterioran materiales y personas. Cloro (Cl), Acido Clorhídrico (ClH) y Amoníaco (NH3).
7.- El humo: Es uno de los factores más peligrosos de un incendio. Se compone de partículas sólidas y líquidas en suspensión. Los tamaños de estas partículas oscilan entre las 0.005 y las 0.01 micras. El humo provoca la irritación de las mucosas nasales. En los ojos produce lagrimeo haciendo difícil la visión. El humo obstruye el paso de la luz y, por tanto, dificulta el trabajo de los especialistas de extinción y la recuperación de los posibles heridos.

Humos y gases en la combustión

Si se dan las condiciones adecuadas el humo puede llegar a ser inflamable o a provocar una deflagración.

Cada tipo de material emite un humo de un color diferente y resulta muy complicado saber que es lo que se esta quemando tan solo con ver el humo aunque puede servirnos de orientación:

Tipos de humos

Humo blanco: se produce por la combustión de materiales vegetales, pienso…
Humo amarillo: debe su color a las sustancias químicas con contenido en azufre, ácido clorhídrico y nítrico.
Humo gris: producido por materiales compuestos por celulosas y fibras artificiales.
Humo negro oscuro: plásticos, petróleo, materiales acrílicos.

La toxicidad del humo

La peor amenaza por parte del humo proviene de las partículas finas en suspensión. Son partículas microscópicas que penetran en los pulmones.

La incorporación de nuevos materiales en la construcción de los edificios, en el mobiliario y los elementos propios de los hogares, presentan una mayor tendencia a generar gases tóxicos durante su transformación y descomposición.

Según los datos recogidos sobre víctimas mortales en los incendios, nos muestran que las muertes por la inhalación de humo y gases tóxicos ha aumentado considerablemente en los últimos años.

La normativa europea actual reflejada en el Reglamento de la UE 1357/2014 referente a la clasificación de la reacción al fuego de los materiales en la construcción corresponde a los residuos que pueden provocar una toxicidad específica en determinados órganos, bien por una exposición única bien por exposiciones repetidas, o que pueden provocar efectos tóxicos agudos por aspiración. No se contempla el grado de toxicidad de los humos desprendidos en el siniestro.

Si Te ha gustado el articulo indícalo en los comentarios

Te recomendamos seguir leyendo…

 

Triángulo y el tetraedro del fuego

Triángulo y el tetraedro del fuego

El triángulo y el tetraedro del fuego son dos figuras geométricas que se utilizan en el mundo de la seguridad para explicar el funcionamiento de un...

Calor y Temperatura

Calor y Temperatura

Como todos sabemos, el calor es una forma de energía que se produce cuando los átomos o moléculas de una sustancia se mueven con mucha energía. El...

Conato de incendio

Conato de incendio

Los conatos de incendios son un problema a nivel mundial, ya que cada año se producen millones de incendios que causan miles de víctimas y millones...