Sistemas contra incendios en poligonos industriales by profuego

La especificidad de las instalaciones de seguridad contra incendios, que permanecen “en reposo” la mayor parte de su vida, sin activarse, requiere una elección acertada de la empresa instaladora y mantenedora, porque cuando se produce un incendio, estos equipos tienen que funcionar cien por cien.

¿Cómo se garantiza que un hidrante contra incendios que está en reposo y no se prueba habitualmente, funciona?

Realizando un mantenimiento, según se indica en la legislación. La importancia del mantenimiento puntual por parte de empresas acreditadas es la garantía final de que una industria está protegida.

Es muy importante y obligatorio que las industrias cumplan con el Reglamento de Seguridad contra Incendios en los Establecimientos Industriales, el cual establece los requisitos mínimos que han de satisfacer las industrias y almacenes para su seguridad en caso de incendio. Además, la Norma UNE 192005 Procedimiento para la inspección reglamentaria. Seguridad contra incendios en los establecimientos industriales, ayuda a las labores de inspección, ya que detalla la metodología que debe seguir la inspección para la seguridad industrial y establece el proceso de actuación en caso de deficiencias en la instalación o el mantenimiento de unas medidas de seguridad que deben funcionar con eficacia al 100 por 100.

Los datos por incendio en el primer semestre de 2019 revelan un aumento de los incendios en la industria en un 8%. Son especialmente virulentos los incendios en las industrias que en los últimos días están despertando todas las alarmas sobre qué está pasando en las fábricas españolas. Según datos de la patronal del seguro, UNESPA, durante 2018 se produjeron 7.500 incendios en industrias, un incendio cada hora, aproximadamente, con un coste medio de 500.000 euros, lo que representa un 25,6% de las indemnizaciones pagadas por el seguro.

La opinión común de los expertos es que este aumento y mayor incidencia de los incendios se deben a defectos, errores u omisiones en las tareas de mantenimiento. La falta de especialización de las empresas que realizan los trabajos de mantenimiento, las malas prácticas o directamente el olvido u omisión del mantenimiento están detrás de la mayoría de los incendios que se están produciendo en los últimos años.

En la respuesta que los equipos de emergencia deben realizar ante una situación de riesgo en un polígono industrial, es clave la rapidez de actuación. Y para ello es necesario disponer de todos los medios al alcance. Uno de estos elementos son los hidrantes, las bocas de agua situadas en los polígonos para que los equipos de bomberos puedan sofocar un incendio, que en ocasiones son devastadores, como ocurrió hace tres años en Fuente del Jarro (Valencia) con el fuego de la empresa de productos químicos Indukern.

La Federación de Polígonos Empresariales de la Comunidad Valenciana (Fepeval) considera que tanto la Generalitat como los ayuntamiento deberían ser más ambiciosos en las inversiones en las áreas industriales para disponer de todos los recursos necesarios ante una emergencia.

Las áreas industriales más antiguas se rigen por la normativa de la época en la que se construyeron, con lo que no cumplen el RIPCI actual de diciembre de 2017. Uno de los principales problemas es la ubicación y situación de los hidrantes. Como ejemplo las zonas más viejas del polígono Fuente del Jarro. La separación entre cada hidrante no debe superar los 200 metros para que el camión de bomberos no tenga que recorrer más de cien metros de distancia para cargar agua. El director de seguridad de Fepeval resalta que el crecimiento del fuego es exponencial, por lo que es muy importante la rapidez, ya que si va a por agua a mucha distancia, cuando se regresa el fuego se ha reavivado y se pierde el tiempo ganado.

Estos argumentos son refrendados por las conclusiones del Plan de Seguridad Integral de Fuente del Jarro, presentado hace solo unos meses, donde se recalca la necesidad de mejorar las infraestructuras y crear un censo de empresas que permita tener toda la información necesaria para valorar sus riesgos intrínsecos o carga de fuego. Ello es fundamental para asegurarse que las medidas preventivas y reactivas que se toman sean las adecuadas, especialmente en caso de incendios.

Respecto a la distancia de 200 metros máximo entre hidrantes, el documento señala que no se cumplen las distancias reglamentarias, por lo que debe rediseñarse la red garantizando las distancias mínimas y ejecutarlo cuanto antes. Cabe recordar, que Asivalco, la asociación de empresarios de Fuente del Jarro, pagó de su bolsillo un hidrante en la calle Islas Baleares, frente a una empresa de reciclaje de cartón tras registrarse varios incendios.

La vicepresidenta de la Diputación de Valencia y Presidenta del Consorcio de Bomberos de València explica que los incendios urbanos, industriales y forestales representan un alto porcentaje de los servicios de emergencia que atienden nuestros bomberos y en cuya resolución es fundamental el abastecimiento rápido y eficaz de agua para las autobombas. En el estudio realizado por el Consorcio hemos detectado falta de información sobre los hidrantes en los polígonos industriales.

Las naves industriales son un verdadero imán para problemas de seguridad relacionados robos y sobre todo con incendios. Todos tenemos en mente las diez naves incendiadas en el año 2017 en el Polígono de Marratxi (Mallorca) con pérdidas millonarias que además también afectaron a gran número de puestos de trabajo. Tampoco olvidemos el incendio del polígono industrial en Arganda del Rey. Concretamente ocurrió en una empresa de gestión de residuos y recuperación de disolventes, que dio lugar a varias expoliciones y 35 heridos. Estos incendios junto con muchos más se llevaron por delante la ilusión de muchos empresarios y en muchas ocasiones todos los ahorros de su vida destinados a desarrollar un proyecto empresarial. Por esta razón en 2017 el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad elaboró un nuevo Real Decreto para la protección contra incendios en naves industriales.