Grupo Profuego. Empresa líder en España en sistemas contra incendios.

Los retenedores y electroimanes para puertas contra incendios son unos dispositivos que se encargan de mantener cerrada la puerta contra incendios en caso de que se produzca una alarma. Estos dispositivos se activan de forma automática en caso de que se produzca un incendio, y se encargan de mantener cerrada la puerta para impedir que el fuego se propague.

Retenedores y electroimanes para puertas contra incendios

Retenedores y electroimanes son dispositivos muy comunes en las puertas contra incendios. Su funcionamiento es sencillo: el retenedor impide que la puerta se abra accidentalmente y el electroimán la mantiene cerrada en caso de que el fuego active el mecanismo de alarma. Ambos dispositivos son necesarios para asegurar la seguridad de las personas que están dentro de un edificio en caso de incendio.

Los retenedores se instalan en el marco de la puerta y el electroimán se fija en la hoja. La mayoría de los retenedores son de resorte, lo que significa que se activan cuando se acciona el mecanismo de alarma. Una vez activados, el retenedor impide que la puerta se abra y el electroimán mantiene la hoja cerrada.

Estos dispositivos son importantes para garantizar la seguridad de las personas en caso de incendio. De esta forma, se pueden evitar lesiones o muertes por quemaduras, asfixia u otros peligros. Los retenedores y electroimanes son fáciles de instalar y se pueden comprar en tiendas especializadas.

retenedores y electroimanes profuego

¿Como funcionan los retenedores para puertas contra incendios?

Los retenedores para puertas contra incendios son dispositivos de seguridad que permiten bloquear la apertura de la puerta en caso de incendio, evitando que el fuego se extienda. Están formados por dos piezas metálicas que se unen en la parte superior e inferior de la puerta, y que se sujetan mediante una cerradura.

En caso de incendio, el calor hace que se separe la pieza inferior de la puerta de la parte superior, liberando el retenedor y permitiendo que el fuego se extienda. La función del retenedor es evitar que esto ocurra, bloqueando la apertura de la puerta.

Estos se instalan en las puertas de las zonas de riesgo, como las centrales eléctricas, las fábricas de petróleo o las plantas químicas. También se utilizan en edificios de viviendas, como las escaleras de incendio, para evitar que las personas se queden atrapadas dentro en caso de incendio.

Los retenedores para puertas contra incendios se activan automáticamente en caso de incendio, o pueden ser accionados manualmente. En caso de incendio, es importante que las personas que están en el edificio salgan lo antes posible, por lo que es aconsejable que los retenedores estén activados manualmente.

Si Te ha gustado el articulo indícalo en los comentarios

Te recomendamos seguir leyendo…

 

Puertas Cortafuegos

Puertas Cortafuegos

Las puertas corta fuegos son una clase de puertas que están diseñadas para resistir el fuego durante cierto tiempo. La clasificación de las puertas...

Pintura Intumescente

Pintura Intumescente

La pintura intumescente es un tipo de pintura que se utiliza en construcción. Su función es la de proteger las estructuras frente a incendios. La...

Collarines intumescentes

Collarines intumescentes

Los collarines intumescentes son un sistema de protección pasiva contra el fuego, su función principal es la de sellar el paso de tuberias...